ARTÍCULOS


CEO´S DE AMÉRICA LATINA CONFÍAN MÁS EN EL CRECIMIENTO DE SUS EMPRESAS ACTUALMENTE, SEÑALA UN INFORME DE KPMG.

31 de julio de 2017 /PRNewswire/ -- Nueve de cada 10 directores generales, o CEOs, de América Latina (89 por ciento) confían más en las perspectivas de crecimiento de sus propias empresas de cara a los próximos tres años, en comparación con el promedio global (83 por ciento). En relación con sus propios países, los encuestados se muestran más optimistas para las perspectivas del siguiente año que para los próximos tres (82 por ciento se muestran confiados en los próximos 12 meses; 70 por ciento siente lo mismo sobre los siguientes tres años), de acuerdo con el estudio ¿Confianza o autocomplacencia? Los líderes de América Latina afrontan un futuro de disrupción, encuesta realizada por KPMG International, red global de firmas profesionales que proveen servicios de Auditoría, Impuestos y Asesoría.

De acuerdo con Pedro Melo, Socio Director General de KPMG en Brasil y Sudamérica, los líderes de negocios esperan cambios positivos a corto plazo, pero confían menos en las implicaciones a largo plazo. Como ejemplo, Melo destaca el acuerdo de paz en Colombia; las nuevas perspectivas de relación del gobierno argentino con antiguos aliados; las promesas positivas del nuevo gobierno peruano, y las reformas políticas positivas para los negocios en Brasil. Melo también identifica el aumento de la inflación como un motivo para que los directivos de algunos países sean menos optimistas en cuanto a las perspectivas para los próximos tres años: "Cuando se tiene inflación es mucho más difícil lidiar con el largo plazo", enfatiza.


El estudio señala que los CEOs de América Latina tienen expectativas para el crecimiento de sus propias empresas más modestas que las de sus homólogos globales. El 81 por ciento de los participantes de la región confían en que el crecimiento de sus empresas será de hasta 2 por ciento anualmente en los próximos tres años, mientras que 41 por ciento de los participantes a nivel global esperan un crecimiento de hasta 5 puntos porcentuales.


Menos preocupación por la disrupción.

La posibilidad de disrupción es un hecho en América Latina y el mundo. "Hoy, más que nunca, dirigir un negocio es desafiar paradigmas y conducir cambios radicales. Tres de cada cuatro CEOs en el mundo comparten que su compañía está orientada a ser el disruptor de su sector. Hay diversas razones por las que los CEOs tienen este nuevo enfoque, hemos sido testigos de cambios geopolíticos, económicos y, sobre todo, tecnológicos que están sucediendo en todas las industrias a escala mundial. Los líderes están conscientes de que ya no es aplicable el business as usual", afirma Víctor Esquivel, Socio Director General de KPMG en México.

Sin embargo, en comparación con el promedio global, los CEOs de América Latina están menos preocupados por la disrupción. La encuesta destaca que a 30 por ciento le preocupa que su organización esté al día en el desarrollo de productos y servicios, en comparación con casi la mitad (45 por ciento) de los CEOs encuestados globalmente.


Este resultado refleja el hecho de que los CEOs de diversas empresas trabajan con negocios de commodities, agricultura y materias primas, menos afectados por la disrupción. De acuerdo con Charles Krieck, Socio Director General electo de KPMG en Brasil y Sudamérica: "Es necesario estar preparado para lo nuevo, para lo digital, para la disrupción, sin olvidar que el flujo de ingresos aún depende mucho de los negocios tradicionales. La labor más importante del CEO en la actualidad es saber realmente cómo navegar entre las luces que se están apagando y aquellas que están comenzando a brillar. La pregunta fundamental es: ¿cuál es el momento correcto para apagar la luz de un lado y encenderla en el otro?".





El riesgo de la ciberseguridad.

La ciberseguridad es menos prioritaria para los CEOs de América Latina que para el promedio global. Solo 18 por ciento afirma que su organización está totalmente preparada para un evento cibernético. Esto es menos de la mitad del 42 por ciento global. Por otro lado, únicamente 25 por ciento ve la soberanía de datos como tema relevante a nivel del consejo, en comparación con el 41 por ciento global.

Sin embargo, todos los CEOs de América Latina tienen un alto grado de confianza, similar al de sus homólogos globales, en la mitigación del riesgo de ciberseguridad como parte de su función de liderazgo (78 y 72 por ciento, respectivamente). "Existen preocupaciones sobre la ciberseguridad en el sector financiero en toda la región y un poco menos en otras industrias en las economías más importantes, pero, en la mayoría de los sectores y países, hay poca preocupación sobre el tema", concluye Melo.


Sobre el informe.

¿Confianza o autocomplacencia? Los líderes de América Latina afrontan un futuro de disrupción reúne la opinión de 271 CEOs de los siguientes países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. La encuesta se realizó entre el 21 de febrero y el 11 de abril de 2017.

Sobre KPMG International

KPMG es una red global de firmas profesionales que proveen servicios de auditoría, impuestos y asesoría. Operamos en 152 países y tenemos más de 189,000 profesionales que trabajan en las firmas miembro alrededor del mundo. Las firmas miembro independientes de la red de KPMG están afiliadas a KPMG International Cooperative ("KPMG International"), una entidad suiza. Cada firma miembro de KPMG es una entidad legal separada e independiente y cada una se describe a sí misma como tal.




-------------------------------------------------------------------------------------------------------------




LA AUTOMATIZACIÓN DE CENTROS DE DISTRIBUCIÓN COMO GENERADOR DE COMPETITIVIDAD.

Por: David Gallardo, Profesor de la Maestría en Supply
Chain Management de ESAN Graduate School of Business.






Las organizaciones que planifican su futuro, constantemente buscan y prueban nuevas formas de generar capacidades que incrementen su ventaja competitiva en el mercado y que éste lo perciba como valor. En esa línea se enfocan, por ejemplo, en la utilización de nuevas tecnologías para el control de maquinaria o procesos industriales y logísticos, los cuales buscan optimizar la cadena de suministro, con el fin de mejorar atributos como la velocidad, confiabilidad y productividad. 

En el Perú las empresas que han decidido tomar el camino de la automatización de sus Centros de Distribución se han agrupado en sectores como: farmacias, supermercados, mejoramiento del hogar, courier, cosméticos, etc. No obstante, buena parte de empresas aún no arriesgan, principalmente porque consideran que no se justifica operativamente en sus negocios y, en menor grado, por el costo de inversión elevada o desconfianza en los beneficios a obtener. 

En esos casos, una compañía puede considerar automatizar su centro de distribución, siempre y cuando haya llegado a su Límite Operacional o esté muy cerca de él. El primer paso será buscar el throughput ideal, que sustente y justifique el reto de automatizar un Centro de Distribución. 

Considero que en el camino se deben analizar y tomar en cuenta cuatro variables muy conocidas las cuales son: i) selección de profesionales más preparados tanto en lo técnico, como en sus competencias y habilidades; ii) el desarrollo de procesos estándares y bajo control; iii) la implementación de una correcta tecnología; y por último, iv) la infraestructura, que integraría a las tres variables anteriores.

El éxito de una implementación de automatización está basado en el alineamiento del diseño de la solución con la necesidad de la empresa; también, habrá que considerar que la configuración este de acuerdo a las especificaciones para cada proceso y producto. Otro hito de éxito es el control y/o aumento del conocimiento sobre la tecnología de la solución automatizada, con el fin que cada cliente/usuario pueda ser autónomo en, por ejemplo, el mantenimiento base o preventivo mecánico y eléctrico, o en el sistema de control WCS (warehouse control system).


En mi experiencia internacional, he tenido la oportunidad de conversar con Gerentes que lideraron proyectos de automatización de centros de distribución, a quienes pregunté que los motivó a implementarla. La respuesta fue contundente: “lo teníamos que hacer o dejábamos de ser competitivos”. La decisión les permitiría mantenerse en el mercado o marcar el paso como líderes de un sector. El Perú tiene camino por recorrer.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Comentarios


LOGÍSTICA & TRANSPORTE No.102